top of page

Pendientes de Ónix Negro en plata de ley. Armonizador del Chakra 1º Base.

 

Pendientes de Ónix Negro confeccionados a mano por expertas artesanas en “mil i un minerals” Barcelona.

 

Medidas aproximadas: Largo 45mm x 10mm ancho.

Peso aproximado: 5grs.

 

El Ónix u Ónice, nombre procedente del griego "onux" significa "Clavo" y/o "Garra", tiene una textura cristalina negra, de color absolutamente negro volcánico con bandas y tonos blancos, negros y rojos por sus distintas composiciones de Manganeso, Hierro y Sílice. Hoy persisten discusiones sobre su catalogación mineralógica, si es o no es, un mineral único; según la Asociación Mineralógica Internacional no es mineral; sino una variedad de Ágata  o Calcedonia perteneciente a la gran familia de los Cuarzos. Su origen volcánico originado por acumulación de gases magmáticos, permiten encontrarlo en muchos y distintos colores amarillos, blancos, negros, rojos y verdes son los más comunes, por todo el planeta. Uno de los países donde encontramos Ónix, es México, en el estado de Durango en la comarca Lagunera; donde tallan, trabajan, exportan y viven para el preciado Ónix. Ya en sociedades ancestrales, temían y despreciaban al Ónix Negro, no era integrado en aquellas primeras sociedades, quizás excesivamente recelosas y con muchos miedos. En épocas de los antiguos egipcios, griegos, romanos; europeos en la edad media, y hoy en día es muy utilizado por ser uno de los grandes protectores de energías negativas, más conocidos por todo el mundo. Diluye al “Mal de Ojo” promueve el vigor y la fuerza inmediatamente; irradia energía positiva, equilibra el “Yin” y el “Yang”. Armoniza al Chakra 2º Sacro, nuestro sentir, nuestra sexualidad; aunque actuará fuertemente en el Chakra 1º Base, arraiga, protege, centra, atrae positivismo, combinado con un Ojo de tigre despertará nuestra “Kundalini”. También energizará y equilibrará, imperceptiblemente, al Chakra central de los 7; al Chakra 4º Corazón, nuestro amor propio, incondicional. Reforzando nuestra sinceridad, compasión, ternura, perdón y en general nuestros personales e íntimos sentimientos de amor. Superaremos nuestros miedos, nuestro no repetitivo, las heridas emocionales pasadas, descubriendo el amor sincero de nuestro ser querido/a, incondicional, y al que brindamos nosotros mismos. Irradia la autoconfianza, la visión positiva de la vida. Vital en nuestros centros de trabajo, en nuestras casas, purificará los distintos ambientes, emanará armonía y energía positiva. Podemos potenciar los efectos de nuestro Ónix negro con un Cuarzo Cristal de Roca, el gran amplificador de energías positivas. Si lo portamos en nuestro cuerpo, diluye y calma el estrés tanto físico como mental en días excesivamente negativos que provocan que te sientas cansado, estancado, debido a una gran pérdida de energía; bloqueándote. Muchas sociedades combinan Ónix Negro con Ónix Naranja para recuperarnos de tristezas, cansancios y bloqueos dolorosos. En personas hipocondriacas calmará sus “excesivas” emociones. Diluye hábitos dañinos, alcohol, tabaco. Muchas mujeres lo llevan para favorecer buenos partos y aliviar los propios dolores naturales, infunde fuerza y vigor; empodera imperceptiblemente a la mujer. Todo movimiento se transforma en electromagnetismo positivo neutralizando las energías negativas y amplificando las positivas.

 

Unos pendientes de Ónix Negro únicos…sorprendentes.

 

Una joya original.

 

Atención:

Todas nuestras fotografías intentan mostrar la realidad del producto. No perjudicando su calidad y reafirmando su condición de “único”.

 

Todos nuestros minerales son naturales.

Pendientes Onix Negro

12,00 €Precio
    bottom of page