Pendientes de Ónix Negro en plata de ley y forma pulida.

 

Medidas aproximadas: 12mm de diámetro.

Peso aproximado: 2grs.

 

El Ónix u Ónice tiene una textura cristalina negra, de la familia de los Cuarzos de color absolutamente negro volcánico por sus composiciones de Manganeso y Hierro. Fue en la Antigüedad, despreciado y temido ya que se creía que era el Demonio, fuente de desgracias, miedos y tristezas. Afortunadamente hoy día el Ónix negro es uno de los grandes protectores de energías negativas, más conocidos por las distintas sociedades, promueve el vigor y la fuerza inmediatamente irradia energía positiva; equilibra el “Ying” y el “Yang”. Conecta y energiza a todos los Chakras en especial el sacral. Es uno de los grandes minerales que podamos portar en nuestras vidas y como no; en nuestros espacios hogareños y también en nuestros centros de trabajo emanará armonía y purificará los distintos ambientes. Si lo portamos en nuestro cuerpo las formas más habituales son los colgantes, pendientes, anillos y collares. Se asocia a los capricornio les guía en circunstancias confusas, de alto estrés tanto físico o mental; en muchas ocasiones lo combinan con Ónix anaranjado para recuperar el cansancio. La mayoría de mujeres lo lucen en collares, pendientes y colgantes, mientras que el hombre en pulsera y también en colgantes.

 

Ideales para recuerdos, bodas, bautizos, fiestas o para regalos de empresa.

 

Unos pendientes de Nácar únicos…sorprendentes.

 

Una joya original.

 

Atención:

Todas nuestras fotografías intentan mostrar la realidad del producto. No perjudicando su calidad y reafirmando su condición de “único”.

 

Todos nuestros minerales son naturales.

Pendientes Onix Negro

10,00 €Precio